Tiendas virtuales: lo que debe considerar antes de lanzarse a vender a través de internet

Home / Sin categoría / Tiendas virtuales: lo que debe considerar antes de lanzarse a vender a través de internet

Debemos aceptarlo, el mundo está cambiando radicalmente gracias al avance tecnológico y en especial los avances en el mundo virtual que tiene gran repercusión en el real, sobre todo en el ámbito de la comercialización de productos, desde los estudios de mercadotecnia hasta el cierre de las ventas.

Por ello es muy recomendable para las empresas en crecimiento, tener presencia en internet con un sitio web y redes sociales, pero cuando el proyecto busca ir más allá es tiempo de abrir una tienda virtual, ya que por una parte permite comercializar sin necesidad de un local abierto al público y por otra, hace posible llegar más lejos y a un público más específico.

La comercialización virtual es una herramienta que admite una gran diversidad de productos, desde ropa, accesorios, artículos para el hogar, música, hasta servicios como paquetes de viajes o cursos; la principal condición que se impone es tener clara la logística con la que se moverá el negocio, considerando que es distinta a la que se maneja en la venta tradicional.

Estas son algunas de las ventajas de contar con una tienda online:

  • Es un espacio abierto las 24 horas del día, los 365 días del año, por esto se encuentra al alcance de los consumidores en el momento que les apetezca o les parezca más cómodo, filtrándose en sus espacios de ocio.
  • No requiere de un espacio físico y por consiguiente no implica gastos de renta ni servicios. Aunque la tienda online conlleva otros gastos, estos suelen ser menores y a cubrir en plazos, por lo que la inversión inicial no es tan fuerte.
  • Mayor alcance territorial. Las ventas ya no estarán restringidas a un territorio cercano o local. Ahora se pueden encontrar clientes donde sea que haya una conexión a internet.
  • El entorno digital permite acceder a estadísticas confiables con las cuales se facilita evaluar el desempeño de la tienda, la demanda de los productos y sobre todo el comportamiento de los visitantes para poder mejorar el servicio y los productos y adecuarlos a las preferencias de los consumidores.

Si ya le va pareciendo una buena idea la comercialización on line, a continuación se presentan los temas que debe tomar en cuenta antes de abrir una tienda virtual.

Competencia

Aunque toda empresa debe considerar este aspecto, la venta online por ser tan masiva y estar en un medio en que la competencia no tiene fronteras, requiere de un análisis minucioso para organizar las estrategias por medio de las cuales se entrará en un nicho. De cualquier forma es recomendable acceder a uno en que la competencia sea poca aunque la demanda parezca escaza.

El siguiente video nos muestra claramente la teoría en que se basa esta propuesta.

Este video también es útil si la cuestión de qué vender aún no está resuelta del todo. Podemos decir que el comercio digital es ideal para vender:

  • Productos costosos de los cuales se adquieren pocas unidades pero dejan buena ganancia, esto es sobre todo, artículos de lujo como joyería, tecnológica, instrumentos musicales, fotografía.
  • Productos difíciles de hallar, es decir, que no suelan estar a la venta sino en tiendas físicas muy especializadas y por ende, escazas, lo que hace difícil su acceso a los consumidores: objetos de colección, antigüedades.

Medios de pago

Aún con las facilidades y posibilidades que ofrecen los medios de pago más novedosos, hay muchos negocios que no se han diversificado en este sentido. En el comercio electrónico esto es inadmisible, así que es necesario analizar las opciones, los proveedores del servicio de paga electrónica para conocer las diferencias, las cláusulas y tarifas que cobra cada uno.

Relacionado con esto, también se debe proveer toda la seguridad necesaria y comunicársela a los clientes para garantizar su confianza.

Entrega de mercancía

Otra consideración importante en caso de los productos que se entregan físicamente al comprador, es hacer llegar la mercancía íntegra y dentro de los tiempos acordados, así como tener en cuenta las tarifas de los proveedores de entrega de paquetería, comparando y eligiendo la opción más confiable.

Publicidad online

Una de las diferencias entre la venta tradicional en un lugar físico y la venta electrónica, es que un local se encuentra en el paso cotidiano de las personas, sin planearlo se topan con él y mientras más transitada sea la zona tiene más posibilidades atraer clientes, no así en el espacio digital, allí es necesario atravesarse en el paso de los cibernautas.

Por ello, una vez que la tienda se haya puesto en marcha, se hará visible la necesidad de invertir en esfuerzos de publicidad en línea para atraer más visitantes al sitio y concretar más ventas. Aunque esto se puede lograr orgánicamente, es decir, sin pagar por conducir tráfico, es bueno destinar algo de presupuesto a los anuncios en diferentes medios digitales.

Servicio al cliente

Teniendo en cuenta que la actividad de compra por internet es un proceso solitario o de autoservicio, hay que considerar que la cantidad de información que se proporcione sobre los productos sea clara y suficiente para no tener el riesgo de que los usuarios salgan del sitio para despejar sus dudas, además de que con ello se ofrece una experiencia de compra más agradable reduciendo las incertidumbres.

Una herramienta muy útil en este caso es el chat on-line, donde los usuarios pueden pedir asesoría instantánea al alcance de un clic.

Espero que con estas líneas quede más claro el panorama y sea de ayuda para comprender que tan conveniente y redituable puede ser para su empresa entrar en el comercio digital y con ello tomar una decisión más acertada.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *